Ahorrar energía en el hogar puede ser muy fácil si todos nos concienciamos de la importancia del ahorro energético. Conseguir un ahorro puede ser tan sencillo como modificar algún dispositivo y mejorar el mantenimiento de los equipos.

Muchas veces no nos damos cuenta, pero de una manera sencilla podemos contribuir al ahorro energético, con el consiguiente ahorro en la tarifa de la luz y un menor impacto en el medioambiente.

Si queremos ahorrar un poco en nuestra tarifa de la luz aquí tenemos unas ideas para ahorrar energía con el motor de nuestro garaje.

  • Asegúrate que el motor de la puerta no está sobredimensionado. Un motor debe ser capaz de mover los requerimientos del sistema de mecanismos. Alrededor de un tercio de la energía consumida por un motor se utiliza solo para mantenerlo en movimiento. Un motor grande y uno pequeño pueden accionar de la misma manera una puerta, pero el consumo de energía, por efecto de la inercia, será mayor en el motor más grande.
  • Instalar un dispositivo de “arranque suave” del motor puede ser otra buena idea. Cuando un motor arranca requiere cinco veces el valor nominal de energía hasta que alcanza la velocidad de funcionamiento. Con motores pequeños, no suele ser un gran problema, pero si el motor de la puerta está sobredimensionado, el consumo sí que puede ser bastante alto. También se puede tener en cuenta la penalización que supone el pico de consumo eléctrico por la arrancada de los motores, como solución se pueden instalar baterías de condensadores.

Consejos para ahorrar energía con el motor de tu garaje

  • Otro punto que debemos tener en cuenta es el mantenimiento y la limpieza del motor. Muchas veces dejamos pasar los mantenimientos, pero un motor limpio y mantenido adecuadamente va a ser mucho más eficiente. Se deben lubricar los cojinetes y cambiar el aceite interno. Los rodamientos debe estar engrasados, los ejes alineados y las poleas y correas de transmisión apretadas. Un motor debe funcionar todo lo refrigerado que se pueda. Las aletas de refrigeración deben estar limpias y cualquier filtro de entrada de aire tiene que ser revisado. Un motor frío es más eficiente y consume menos corriente.
  • Además del mantenimiento del motor debemos revisar el mantenimiento de la puerta y de todos sus componentes. Un correcto engrasado de bisagras y rodillos y la limpieza de las guías harán que el motor trabaje de una manera mucho más holgada.
  • Además de todas estas recomendaciones sobre el funcionamiento y mantenimiento del motor de la puerta deberemos tener en cuenta abrir la puerta solo en caso necesario y cuando vamos a salir con nuestro vehículo, si salimos andando por la puerta, es conveniente instalar un dispositivo de paro para que pasemos antes de que realice todo el recorrido de apertura.
  • La última medida para ahorrar un poco en el consumo de nuestra puerta de garaje es aumentar el tiempo de espera del cierre automático, la medida puede ser interesante en comunidades de vecinos. En las horas que se concentra un mayor tránsito de vehículos, si aumentamos el tiempo de espera podemos conseguir que con una apertura de puerta salgan dos vehículos a la vez, lo que redundará en un importantísimo ahorro, no solo en consumo eléctrico, sino en desgaste de todos los mecanismos.
Llámeme ahora
+
Llámeme