Cuando en una ciudad tenemos una entrada de vehículos desde la vía pública tenemos un vado. Tener un vado es obligatorio si queremos acceder con tu vehículo desde la vía pública transitando si es necesario la acera de peatones. Además ganas otros derechos,  como la prohibición de que otro vehículo obstaculice el acceso o que el ayuntamiento deje un rebaje en la acera.

Normalmente el vado, junto con su número de licencia, se indica en una placa visible en la puerta del garaje, aunque técnicamente no es obligatorio pero sí recomendable. De esta manera simplificarás el proceso a los policías y la grúa en caso de que tengan que llevarse un vehículo que impida el acceso a tu garaje. Además alertarás al resto de conductores de que aparcar enfrente de la puerta de tu garaje puede conllevar una sanción.

El precio del vado depende su situación, la densidad de tráfico y los metros cuadrados que tenga el garaje. Así un vado en pleno centro ciudad es más caro que uno sito en una urbanización; y un vado que permita acceder a un gran recinto será más caro que un simple garaje de un vehículo.

¿Qué documentación debo aportar?

En el caso de Madrid para pedir un vado deberemos justificar la necesidad del paso, entregar una copia del título de propiedad del inmueble al que se piensa acceder con el vado, junto con datos que permitan identificar al propietario. Deberemos adjuntar también dos planos, uno a escala 1/500 más genérico y otro a escala 1/100 más específico.

Si además queremos realizar obras por nuestra cuenta deberemos entregar una memoria descriptiva de la obra, indicando dimensiones y calidades de materiales así como los elementos de  señalización y balizamiento que se van a usar en la obra. Y en otro documento, un presupuesto de ejecución de la obra.

PlacaVado

Todo esto debe aparecer cumplimentado en un formulario, a mano o de forma electrónica, y tiene  que entregarse firmado en los registros de los Distritos del Ayuntamiento de Madrid. Para obtener más ayuda siempre puede llamar al número de información ciudadana, 010. En el impreso debemos indicar la referencia catastral de la propiedad así como las dimensiones de la puerta de acceso, el número de plazas que se dispondrán y el uso que tendrá el acceso (residencial, mudanzas, …)

Hay que tener en cuenta que el vado es un impuesto que debe renovarse todos los años. Según la consultora everis, en ciudades como Málaga el número de vados fraudulentos superaban al número de licencias de vado actualmente vigentes. Recuerda que tener solamente la placa no te da derecho a nada, la licencia tiene que estar en vigor. Existen sanciones para aquellas personas que pasándose de listas pagan el vado la primera vez para obtener una placa y un rebaje en la acera y dejan de pagar los años siguientes, conservando la placa.

Si todo esto te parece muy complicado no dudes en pedir asesoría a un profesional. Te ayudará a resolver la situación de forma eficiente y con el menor número de dolores de cabeza posibles.

Llámeme ahora
+
Llámeme